(*) Por Sara Uribe González. Abogada Universidad Icesi. Candidata a Especialista en Responsabilidad y Daño Resarcible Universidad Externado de Colombia.

Coordinadora Resolución de Conflictos
BTL Legal Group S.A.S.®

En el Código General del Proceso, el juramento estimatorio se estableció como un requisito formal de la demanda, así como un medio de prueba requerido en los procesos en los que se pretende el reconocimiento de una indemnización, compensación o el pago de frutos o mejoras.

Por otra parte, en el Código Procesal de lo Contencioso Administrativo no se hace alusión alguna al juramento estimatorio, y los jueces que se rigen por dicha normatividad tienen criterios opuestos en lo atinente a su aplicación.

De un lado, se observa que la Sección Primera del Consejo de Estado ha reconocido la aplicación del juramento estimatorio en materia contencioso administrativacomo causal de inadmisión de la demanda, sin hacer alusión al medio de prueba.

El fundamento de esta decisión se encuentra en el artículo 306 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo el cual indica que, en lo no regulado por ese Código, se seguirá lo dispuesto en el actual Código General del Proceso; y se considera que el juramento estimatorio tiene plena aplicación en procesos con medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho.

Sin embargo, la Sección Tercera del Consejo de Estado ha estudiado el asunto en más ocasiones, hallándose decisiones contrarias al interior de la misma. Así, se encuentran sentencias en la que se admite la aplicación del juramento estimatorio en materia contencioso administrativa, vinculado al medio de control de reparación directa pero únicamente como medio de prueba, no como causal de inadmisión de la demanda.

Si bien la razón de lo anterior no es lo suficientemente explícita en la sentencia señalada, parece que tal interpretación se debe a que el juramento estimatorio se encuentra contenido en la estimación razonada de la cuantía, y ésta si corresponde a un requisito de la demanda por disposición del artículo 162 numeral 2 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

En forma contraria, otras decisiones de la misma Sección consideran que no es procedente aplicar el juramento estimatorio en el proceso contencioso administrativo toda vez que el artículo 162 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo no lo contempló como un requisito de la demanda , por lo que su aplicación implicaría una vulneración del debido proceso y del derecho de acceso a la administración de justicia. Adicionalmente, en el análisis de una acción de grupo, se ha hecho alusión a que ningún vacío de lo contencioso administrativo permite acudir a la estimación juramentada del Código General del Proceso .

En consecuencia, se observa que no existe una línea clara al interior del Consejo de Estado en lo que respecta a la procedencia del juramento estimatorio en lo contencioso administrativo.

En este sentido la Sección Primera parece haber sido más proclive a permitir dicha aplicación, mientras que la Sección Tercera se inclina hacia lo contrario. Empero, consideramos que no se encuentra suficiente fundamentación jurídica por parte de esta última sección para negar la aplicación del juramento estimatorio en los procesos en los que, en lo contencioso administrativo, tengan como fin una indemnización, compensación o el pago de frutos o mejoras.

En efecto, el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo no reguló el juramento estimatorio como medio de prueba ni como requisito de la demanda. Por ello, y en aras de unas pretensiones económicas sustentadas, los jueces de lo contencioso administrativo deben aplicar las normas del Código General del Proceso que regulan dicha materia (artículos 90 y 206) por expresa remisión del artículo 306 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

Debe ser claro, en todo caso, que esas normas se deben aplicar únicamente cuando sea necesario estimar la cuantía de los perjuicios, frutos o mejoras; lo cual si se presenta en materia contencioso administrativa en la acción de grupo, la nulidad y restablecimiento del derecho y la reparación directa.

Así las cosas, consideramos que los jueces de lo contencioso administrativo tienen en sus manos la posibilidad de reducir las pretensiones exageradas y sin fundamento que, en ocasiones, o más bien con alta frecuencia, se les presentan.

En las demandas en contra del Estado, el juramento estimatorio permite que se repare única y exclusivamente el daño en la extensión en que el mismo se ha presentado, y con ello no se afecta en forma alguna el debido proceso o el acceso a la administración de justicia, sino que, por el contrario,con ello se garantizaría un acceso bajo pretensiones justificadas y razonadas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

logo-footer

Nuestras Redes Sociales: